1. Inicio
  2. Materia Prima
En la elaboración de nuestros productos utilizamos:
  • ALOE VERA. Considerada como una planta para la piel milagrosa. Consta de 75 nutrientes, 20 minerales, 12 vitaminas. Ayuda a resplandecer la piel, alivia el acné, mejora la firmeza y aclara la piel. 
  • CURCUMA. Es antioxidante y ofrece propiedades anti-inflamatorias. Se utiliza para calmar el acné, manchas oscuras, hiper pigmentación, eczema, urticaria, al tiempo que pausa el proceso de envejecimiento y las arrugas de decoloración. 
  • HIBISCUS. Protege del daño de los radicales libres, reduce la apariencia de los poros y le da firmeza a la piel. Acelerar la renovación celular y controlar los brotes de acné
Para la exfoliación de la piel utilizamos:
  • CAFÉ. La cafeína aplicada sobre la piel posee la capacidad de reactivar la circulación sanguínea, facilita la rotura de los cúmulos de tejidos grasos y aumenta los niveles de moléculas que queman las grasas en el cuerpo. Es un componente eficaz para combatir la celulitis y aportar firmeza a la piel.
  • AZÚCAR. es un humectante natural. Es perfecta para eliminar las células muertas y abrir los poros. 
  • SAL MARINA. Debido a su alto contenido en minerales, es excelente para limpiar la piel, porque absorbe las toxinas e impurezas presentes en ella, deshaciéndose de las células muertas. Con esto lograrás tener una apariencia más limpia e hidratada.
  • BICARBONATO DE SODIO. La acción exfoliante no solo arrastra las células muertas y regenera la piel, sino que, elimina las manchas y homogeniza el tono de la piel.  
  • PUMITA o PIEDRA POME.  Piedra de origen volcánico, con sus propiedades abrasivas puedes eliminar las impurezas de cualquier parte de tu piel.
En los productos hacemos mezclas de aceites y mantecas:
  • ACEITE DE AGUACATE. Alto contenido en vitaminas A, B y E. Tiene propiedades antiinflamatorias y anti-bacteriales que ayudan a evitar el acné y dermatitis, mejoran la cicatrización. 
  • ACEITE DE CASTOR. Atrae y retiene la humedad. Es ideal para tratar el acné ya que purifica la piel y previene la formación de nuevos granitos e impurezas. 
  • ACEITE DE COCO. Hidrata y limpia a profundidad. Por su alto contenido en Vitaminas E y K mejora el estado de nuestra piel. Es un humectante natural que ayuda a combatir la resequedad. 
  • ACEITE DE AJONJOLI. Perfecto para hidratar las pieles muy secas, Es un revitalizante natural, nutre y repara la piel aportándole múltiples vitaminas y antioxidantes. Aporta firmeza a la piel y reduce estrías
  • ACEITE DE MANÍ. Se utiliza para el cuidado natural de la piel y para la piel seca. Esto también da resultados maravillosos en la protección de la piel con acné
  • ACEITE DE ARROZ. Es capaz de reducir la producción de sebo, a su vez que ayuda a que la piel se regenere, permitiendo una piel sana, funcional, lo que se refleja en un piel más bonita. Se utiliza para calmar las irritaciones y facilitar el drenaje de abscesos por sus propiedades astringentes.  
  • ACEITE DE MORINGA. Este aceite rico en nutrientes es famoso por sus propiedades antienvejecimiento. Ayuda a eliminar arrugas y previene la flacidez de la piel del rostro. Viene lleno de antioxidantes que retrasan el proceso de envejecimiento y ayudan a frenar la actividad de los radicales libres. Ayuda a combatir la fatiga cutánea, es un gran purificador de la piel, haciendo que brille naturalmente.
  • MANTECA DE CACAO. Antioxidante natural que limpia y suaviza la piel. Es un lubricante natural, previene de escaras y cualquier lesión dérmica, eliminando marcas y cicatrices.
  • MANTECA DE MANGO. Está recomendada para el tratamiento de arrugas, estrías y cicatrices. Gracias a sus propiedades emoliantes, posee una alta capacidad oxidativa, favorece la cicatrización de las heridas y la regeneración de la piel. 
Utilizamos esencias como:
  • ROMERO.Es un buen antioxidante, por lo que previene la oxidación de las células y regenera las células. Ayuda a tensar la piel y aporta firmeza y elasticidad, estimula la actividad y el desarrollo de las células lo que reduce las arrugas y las líneas de expresión en la cara. 
  • MENTA.Regula la producción de grasa, elimina olores de forma natural y es refrescante. Inhalar el aroma de la menta mejora la memoria y alivia el estrés.
  • ZACATE LIMÓN. Es desinfectante, antibacterial y estimulante porque activa las funciones del cuerpo. 
  • GARDENIA. Tiene propiedades antibacterianas, antioxidantes, antiinflamatorias que ayudan a mantener una buena salud de la piel. 
  • ROSA.  Ha sido tradicionalmente uno de los aceites esenciales más preciados en la belleza por su gran capacidad para regenerar la piel y desintoxicarla. Además, posee uno de los aromas más sensuales del reino natural. 
  • CAFÉ. Uno de los mayores beneficios es su acción contra la celulitis y piel de naranja. La cafeína aplicada sobrfe la piel posee la capacidad de reactivar la circulación sanguínea. 
  • CANELA. Reduce los signos de envejecimiento, posee propiedades antisépticas, mejora la tonicidad y el volumen de la piel. 
  • ÁRBOL DE TÉ. Es utilizado para mejorar las pieles acnéicas, al ser un antiséptico natural te ayuda a deshacerte de los granos e impide que se esparza la infección a otras áreas. También ayuda a relajar los músculos y a repeler los piojos.
  • SALVIA. Un antiséptico natural con propiedades antibacterianas.
  • CITRONELA.  Popularmente utilizado para repelente contra insectos. Si se utiliza en aceites para masajes puede aliviar el dolor en las personas que sufren de artritis.  
También tenemos arcillas de origen volcánica para los diferentes tipos de piel.
  • VERDE. Es recomendada para pieles grasas con acné por su capacidad de desinfectar y absorber las impurezas de la piel. 
  • AMARILLA. Tiene un alto contenido en potasio y hierro. Entre sus propiedades se destaca la de cicatrizar, purificar y desintoxicar. Es ideal para pieles mixtas o grasas. Además se puede utilizar para hacer tratamientos capilares.
  • ROJA. Consigue estimular el riego sanguíneo y el sistema linfático, calmando dolores musculares y desinfectando pieles con acné o puntos negros. Es ideal para pieles sensibles.
  • ROSADA. Limpia en profundidad, a la vez que realiza una ligera exfoliación regenerando, calmando y tonificando las pieles delicadas. 
  • MARRÓN. Posee propiedades antisépticas, cicatrizantes, desintoxicantes y remineralizantes que consiguen purificar la piel regenerándola y haciendola que luzca más joven y descansada.  
  • VIOLETA. Aporta luminosidad y absorbe las impurezas de la piel. Es rica en ácidos silícicos y es suave para pieles secas, sensibles y delicadas. Aclara la piel mientras ayuda a restaurar la flexibilidad. 
  • BLANCA. Elimina impurezas y tiene un efecto tensor que ayuda a combatir la flacidez. Ideal para pieles grasas. 
El único producto de origen animal que utilizamos es:
  • LECHE DE CABRA. Contiene vitaminas del grupo B que reparan la piel seca y reducen la inflamación. Las vitaminas A y C alivian las pieles dañadas y sensibles, lo que ayuda a regenerar las células.