Los aceites vegetales se utilizan en la piel porque aportan suavidad y juventud a tu piel. Su origen esta en las semillas o frutos de plantas oleaginosas y sirven como base para la elaboración de la mayoría de los productos que elaboramos en Makia Natural. 

Los aceites ayudan a que tu piel recupere el agua que pierde por los factores del medio ambiente como el viento o el sol o por enfermedades de la piel y los aceites nos aportan nutrientes para mejorar e hidratar la piel. Puedes usarlo para masajes donde su principal beneficio es relajar tu piel lo que también influye en tus emociones porque nos dan serenidad. 

Como escoger el aceite más indicado es una buena pregunta, en realidad depende de la zona en que lo uses y el tipo de piel que tengas. Por ejemplo, si tienes una piel seca, puedes utilizar el aceite de coco. 

También podemos clasificar los aceites por multifuncionales, que son los aceites que hidratan, reparan, regeneran y previenen el envejecimiento prematuro. Aquí tenemos el aceite de moringa, sesamo, aguacate entre otros. Los secos que nutren y revitalizan la piel como el aceite de macadamia. 

Los aceites limpiadores, como el aceite de coco, manteca de cacao que al aplicarlos se transforman en una espuma cremosa que facilita la limpieza. el momento ideal para aplicar los aceites es después del baño, cuando los poros están abiertos y el aceite penetra mejor. 

Aplicalos en forma circular para evitar sensación grasosa y facilitar la absorción. Si tienes una piel grasa evita los aceites. 

Puedes utilizar la sábila o aloe vera para hidratar tu piel sin aplicar aceites.