La principal propiedad del café en los tratamientos de salud y belleza es su efecto desintoxicante, ya que nos ayuda a eliminar toxinas y grasa para conseguir una piel más tersa.

Sus primeros usos fueron para tratamientos de mesoterapia, donde se descubrió que el efecto de la cafeína sobre las varices era realmente bueno, ayudaban a una mejor circulación en las piernas y evitaba la aparición de nuevas varices.

Combate la celulitis

El café, o más concretamente la cafeína ayuda a remover la grasa, reactiva la circulación e incrementa los niveles de moléculas quemagrasas con un potente efecto lipolítico, convirtiéndose en uno de los mejores anticelulíticos naturales. El café tiene propiedades únicas para eliminar la "piel de naranja", debido a la cafeína que permite más fácilmente romper las celdas de grasa que se acumulan en la piel. Por ello es que el café es un anticelulítico por excelencia. 

Exfoliante natural muy eficaz

El cafe molido es un exfoliante natural muy eficaz, ya que los granos molidos estimulan la renovación celular; tiene un efecto antiinflamatorio que calma  la piel cuando está irritada o enrojecida; posee un efecto astringente, que elimina los malos olores y a la vez promueve una limpieza profunda. Es un antioxidante natural que protege a la piel de los nocivos efectos de los radicales libres que causan envejecimiento prematuro.