Es importante desintoxicar nuestro cuerpo para estar saludable y tener una apariencia más joven. Podemos iniciar purificando el interior del cuerpo que hará que te sientas más saludable y tu piel tendrá una mejor apariencia. Para esta desintoxicación eficaz y reparadora tan solo necesitas dos ingredientes: Zúmo de Limón y Aceite de Oliva. 

Uno de los órganos que se ocupa de la eliminación de las sustancias tóxicas es el hígado, que trabaja junto a la piel, los pulmones, el tracto intestinal, los riñones y el sistema linfático. La importancia de desintoxicar es liberar a estos organo para que puedan hacer bien su trabajo ya que el exceso de estas toxinas pueden producir dolor de cabeza, fatiga, irritación, dolor en las articulaciones, estreñimiento entre otras cosas como las ojeras y la piel opaca. 

El hígado es un órgano vital que ademas de limpiar las impurezas de nuestro cuerpo es el espacio donde se almacena el hierro, algunas vitaminas y la glucosa que es liberada en el torrente sanguíneo cuando nuestro cuerpo la necesita. Es importante que este organo este libre de toxinas para que pueda realizar bien su trabajo.

Zúmo de Limón y el Aceite de Oliva se utilizan para purificar el hígado y estimular su función para eliminar del cuerpo las sustancias nocivas. Estos dos ingredientes están llenos de antioxidantes que protegen a las células sanas de los daños de los radicales libres y neutralizan las toxinas. 

Debes combinar una cucharada de zumo de limón con una cucharada de aceite de oliva y tomarlo a primera hora de la mañana. Con esta mezcla diaria liberarás a tu cuerpo de las toxinas, mejorando el aspecto de tu piel y los signos de envejecimiento luciendo un aspecto más saludable.